“Kitad ash-shatranj”, ayer, hoy… y todos los domingos

JUAN CARLOS BALLESTEROS

Me gusta levantarme temprano los domingos, saborear un par de tazas de café, repasar los encuentros de la jornada... y llegar pronto a la sede del Club de Ajedrez Getafe para preparar, junto con mis compañeros, la disposición de las salas, de las mesas, de los tableros, piezas, relojes, planillas y actas imprescindibles para disputar las 44 partidas de ajedrez de nuestros 8 equipos: del A al H.

Hemos sistematizado este proceso preparatorio... y ahora apenas tardamos 25 minutos en organizarlo todo. A nuestros rivales, a juzgar por sus elogiosos comentarios, les gusta venir a jugar ajedrez en nuestro club. Hay buena calefacción en invierno y se aparca bien. Los servicios están a mano. Y saben que en nuestra casa van a encontrar cordialidad y rivalidad a partes iguales, ya sea en Preferente o en Tercera División.

Juntos -ellos y nosotros- escribimos todos los domingos un nuevo capítulo del libro de ajedrez "Kitab ash-shatranj" que al-Adli redactó en el año 840. Es posible que ninguno de los 88 jugadores (87, dado que hubo una incomparecencia) alcanzásemos ayer la condición de "aliyat" con los que en el siglo IX se calificaba a los "maestros" de entonces, pero la gracia reside en que en la Jornada 9ª de la Liga Madrileña disputada este domingo en Getafe casi todos nuestros jugadores, desde el más alevín al más veterano, resolverían los problemas planteados en su libro.

imgSirva como ejemplo este mate en 3 que ad-Adli formuló en su día (ver el diagrama adjunto a la derecha).

AJEDREZ_2019_3

Para nuestros jugadores del Getafe A, que lideran la categoría Preferente y aspiran este año a subir a División de Honor, la cosa se resolvería en menos de 30 segundos (los del incremento). Hablamos de personas de la talla de los hermanos Alcázar (el MI Víctor y el MF Jesús), de Gago, Gabri, Antonio, Cabañas, Noel, Horacio y David. Ayer, frente al Moratalaz, ganaron 4-2, gracias también a que la "ninia" Caissa los tiene bien acogidos entre sus pechos.

El problema deja de serlo también para mis compañeros del Getafe B, por mucho que Olek, Daniel, Avendaño, Luisito, Juan Andrés y Víctor (a falta de Erice y Yacine), sucumbieran 2,5-3,5 frente a La Didáctica. Cualquiera de ellos aventuraría el primer movimiento: 1.Ch5+

Gente de Primera jugando en Segunda

Mi amigo José Luis Ramos, habitual cronista de las aventuras del Getafe C, me pidió que escribiera esta semana en su lugar. ¡No quiero defraudarle! Pero hacerlo de las partidas que disputaron David Ortiz, Óscar, Sergio Valencia, Juanito y Andrés (por citar sólo a los que jugaron ayer junto al propio Ramos) sería una osadía, porque todos ellos (y los que no jugaron, como De Vega, Andrew y Handler) verían, mucho antes que un servidor, que tras 1...Txh5 sigue 2.Txg6+.

Por supuesto, el Getafe C tenía que ganar ayer al Batán y lo hizo por un claro 4-2, demostrando su potencial y aventurando que, algún día, jugarán en Primera División. Y es que en el C, simple y llanamente, tenemos a "gente de primera" que exhiben su categoría delante del tablero... y también al margen de éste.

En Segunda anda igualmente nuestro Getafe D. Ayer, mermados por la ausencia de David Martín, su primer tablero, el equipo cayó 2-4 frente al Blanco y Negro, pero tanto Sergio de la Rosa como Pau, Galarreta, Agustín, Juanjo y Eduardo sabrían que tras 2...Rxg6 viene 3.Te6#. Porque en este tipo de problemas, la solución siempre pasa por los sacrificios contrarios a la intuición, y a ninguno de ellos verán ustedes guardar la ropa si van a nadar. ¡Tenerlos como amigos y compañeros es (créanme) un auténtico lujo!

AJEDREZ_2019_2¡Abran paso, que vienen los de Tercera!

En Getafe sabemos que la derrota y la victoria, como la cara y la cruz, conforman la misma moneda. Pero también sabemos que no hay club grande (y el nuestro lo es) sin cantera. Jugando en Tercera hay 4 equipos: uno, formado por adultos; y otros tres, integrados fundamentalmente por chavales.

El primero, nuestro Getafe E, perdió ayer 2-3 frente al Magerit C. El segundo, nuestro Getafe F, ganó por 3,5 a 1,5 al Valdebernardo C. El tercero, el Getafe G, ganó 3 a 2 al Pozuelo E. Y el cuarto, el Getafe H, cedió frente al 64 Villalba D por 1,5 a 3,5. Como decimos, victorias y derrotas se reparten a partes iguales, pero todas ellas fueron luchadas como si en cada movimiento la vida ("Chess is life", que diría Fischer) fuera en ello.

Poco importaba que, a lo lejos, sonase una charanga ensayando para Carnavales. ¡Alegría! Menos aún que, al margen de los 64 escaques, el día fuese más propio de abril que de febrero. ¿A quién le importaba, volcado en sus trebejos, tener a algún padre o madre (o abuelo) comiéndose las uñas...?

Si no me creen, vengan a ver un día (porque las puertas del Centro Cívico Cerro Buenavista están abiertas a los amantes del ajedrez) a los Pablo Gordo, Héctor Martín, Rubén Enrique, Jorge Sánchez, Gabriel Orozco, Jaime Rey o Jorge de la Cruz. A los Inés, Rodrigo y Samuel Movilla, a Marcos Cortijo, Emilio Pulido, Jacobo Peña, a los Alejandro de Santiago y Carretero, a Chuso, Izan, Iván, Hugo, Gonzalo, Ángel, Miguel Ángel, Aitana, Lucía, Pablo... y a toda una larga lista de 34 chavales con un talento excepcional.

Ayer domingo se trataba, como mañana, y como siempre, de escribir una nueva página en el libro de al-Adli. Ése que escribió en el siglo IX y que hoy nos sigue cautivando en la jornada IX de la liga madrileña de ajedrez. O, si se prefiere, en la novena ronda de este Magerit multicultural, al que un día los musulmanes nos aportaron astronomía, matemáticas, ingeniería... y el maravilloso juego-ciencia del ajedrez, que es nuestro lenguaje universal. Ése que no entiende de razas, sexos, religión, edad... ni declaración de la renta.

¡Feliz semana!

No hay comentarios

Agregar comentario