Jaime Rey, campeón de Madrid Sub10

Ayer sábado, 6 de abril de 2019, nuestro joven amigo y compañero del Club de Ajedrez Getafe, Jaime Rey, se proclamó campeón de Madrid Sub10. Cuando creíamos que Caissa ya no podía procurarnos más felicidad esta temporada (en la que hemos subido a División de Honor y disputado partidas con Kárpov, entre otros logros) resulta que nuestra musa nos tenía preparado otro gran beso en la boca.

En una final disputada a seis partidas de ritmo lento durante dos intensos fines de semana, Getafe ha contado con tres jugadores entre los 16 mejores ajedrecistas Sub10 de Madrid: Hugo Bonilla, a quien hemos visto tener una clara progresión estos días; Samuel Movilla, a quien la final le ha dado alas para pensar ya en disputar el Campeonato de España; y Jaime Rey, que lideró esta final en mesa 1 desde la ronda 3.

jaime_sub10_002Lo llaman "naches"

Mi querido José Enrique León, autor del libro "Cartas para agradecer" y psicólogo de cabecera de quien esto escribe, me explicó que los judíos llaman "naches" a ese placer, mezcla de alegría y orgullo, que sentimos los padres cuando nuestros hijos logran algo relevante. Es algo más intenso que el orgullo paterno o materno... y, vista la reacción de la familia ajedrecística getafense, está claro que estas "naches" no se quedaron anoche sólo en la cara de felicidad de Jaime, de su hermano Gonzalo y de sus padres Sandra y Marcos.

De la victoria de Jaime nos sentimos orgullosos todos los que le hemos visto crecer (¡y, madre mía, cómo ha crecido este chico!) desde que puso un pie con 4 años en nuestra escuela. En este tiempo (hoy sigue teniendo sólo 8 años), su idilio con el ajedrez nos ha generado tantas emociones, que nos resulta difícil expresarlas con palabras.

Le hemos visto ganar torneos locales, progresar en la liga, disputar el Campeonato de España, quedar subcampeón Sub8 de Madrid el año pasado, subir al Campeonato del Mundo... Y también le hemos visto perder partidas, quedarse chafado por un desempate y comerse alguna que otra injusticia, que siempre ha soportado con una gran entereza, mucho amor propio y un gran talento.

Así que anoche, la victoria de Jaime fue celebrada por su entrenador, el MI Ángel Espinosa; por sus maestros, el GM Ernesto Fernández y el MI Andrés Gallardo; por su preparador Noel López... y por la gran familia del ajedrez en Getafe (especialmente por los padres y madres de Jaime, Samuel y Hugo, con quienes compartimos unas cervezas hasta que nos cerraron el restaurante).

No sé lo que nos deparará Caissa mañana, pero cada día tiene más difícil superar la gran felicidad que ya nos ha dado como monitor base de ajedrez y presidente de nuestro club.

¡Gens una sumus!
¡Y enhorabuena, mi querido pichón!

No hay comentarios

Agregar comentario